Piso en el casco antiguo de Segovia

El reto de esta reforma era dar luz a la vivienda. La zona mas luminosa era el salón pero esa luz quedaba limitada por un largo pasillo que hacía que todo el resto de la vivienda quedara en penumbra.

La edificación de los años 70 con pasillos, una zona de servicio llena de recovecos, baños pequeños, suelos y puertas oscuras hacía que aún teniendo grandes dimensiones pareciera mucho mas pequeño, desaprovechado y oscuro.

Se dió claridad a toda la casa quitando el pasillo y dejando una puerta corredera. En el dormitorio principal se consiguió un buen baño-vestidor y en la cocina un cómodo office resultando mucho mas amplia y practica.

Por último, los dueños necesitaban un dormitorio más y se lo añadimos.

Os dejamos los planos y las fotos del antes y del después.

Antes

Después